Cepillos de dientes de bambú-buenos para tu boca y para el planeta!

Todo el mundo sabe que los vasos desechables o botellas de plástico contaminan una barbaridad  y que es mejor disminuir su uso. Pero hay otros objetos que usamos y no nos damos cuenta de que no son mejores, como por ejemplo bastoncillos de oídos o cepillos de dientesYo, al menos, antes de meterme de cabeza en el asunto de sostenibilidad y reciclaje, jamás me lo había planteado. Un cepillo dental no es de un sólo uso, pensaba yo, tampoco es tan grave. Pero los cálculos muestran una realidad diferente:

Si de promedio cambiamos el cepillo de dientes una vez cada 4 meses, eso resulta en 3 cepillos al año por una persona. Si lo multiplicamos por 45,5 millones de habitantes de España, eso ya da más de 130 millones de cepillos al año desechados, sólo en este pequeño país. Teniendo en cuenta que España no es precisamente el país más pionero en reciclaje (noticia), la mayoría de estos cepillos acaban en el vertedero (o en el mar) donde tardarán cientos de años en degradarse, contaminando el medio ambiente. Claro que nos son cálculos exactos, pero así se ve mejor la dimensión del problema.

Pero es que no sólo es perjudicial para el planeta, lo es también para nosotros mismos, ya que usando cepillos plásticos nuestras mucosas continuamente entran en contacto con químicos peligrosos, presentes en el plástico, como BPA, un conocido disruptor hormonal.

¡Pero por suerte existen alternativas! Hay tiendas on-line que venden una amplia variedad de cepillos de dientes de madera o bambú, con cerdas también de bambú, de cerdo o de nylon (libre de PBA). Algunos son caros, otros no tanto pero tienen un elevado gasto de envío. Sin embargo, los que estamos cerca de Barcelona, tenemos suerte de tener la tienda UsaryReusar (que es dónde he comprado mis dos primeros cepillos de bambú de la marca Hydrophil) y ahorrarnos los gastos de envío, si el pedido se recoge en Bcn!

thumbnail_IMG_1722

Considero que 3.90 EUR es un precio más que razonable para un producto que protege nuestra salud y el planeta.

Los beneficios son múltiples:

-Bambú crece muy rápido y no necesita ni fertilizantes ni pesticidas, ya que posee sus propios agentes antibacterianos. Además para crecer no necesita irrigación artificial, ahorrando el agua.

-Emite significativamente más oxígeno y reduce más CO2 que los árboles. Por tanto no sólo no se agotan recursos no renovables (como el petróleo, usado para fabricar el plástico), sino que tiene un efecto regulador sobre el ecosistema natural.

-Es resistente a la formación de gérmenes, por lo que cumple con todos los requisitos de higiene.

-Es vegano y no ha sido testado en animales.

Y una vez llega su hora de jubilarse (después de 3 meses de uso) se puede cortar o romper el cabezal y tirarlo al contenedor de la basura general y el mango al marrón de basura orgánica. También se puede  clavarlo en la tierra para que se degrade o inventarle un segundo uso, como soporte para las plantas, por ejemplo.

Además su embalaje es totalmente sostenible,  hecho con cartón reciclado que se tira al contenedor azul.

Y para que la limpieza de boca sea totalmente libre de químicos (y de nanopartículas de plástico!!!) es importante elegir bien la pasta de dientes …o hacerla casera!! Pero sobre esto… en el siguiente post 😉

Processed with VSCO with hb1 preset

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s